Contra reloj

Andrés Torres Aguirre

El secretario ejecutivo del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), Uriel Lugo, advirtió hace unos días sobre la presencia en redes sociales de encuestas y estudios de opinión respecto a preferencias electorales que están firmados por empresas o consorcios no registrados y presentó un listado de sitios no oficiales que ofrecen datos, pero no dan detalles de su metodología.

A 10 días de concluir el periodo de precampañas, los sondeos de opinión proliferan también a escala nacional e incluyen a nuestro estado junto a Tamaulipas, Quintana Roo, Oaxaca, Aguascalientes y Durango, entidades donde el 5 de junio próximo se renovarán las gubernaturas.

Sobre esa corriente, Morena Hidalgo publicó en sus redes sociales una infografía elaborada sobre los datos de encuestas aplicadas recientemente por la empresa Massive Caller y que también se presentan en el portal Campaigns & Elections. 

El sondeo arroja, en cinco de los seis casos, amplia ventaja en la intención de voto para los abanderados del Movimiento de Regeneración Nacional.

Aguascalientes es el único estado donde Acción Nacional aventaja con 42.8 por ciento, pero en Tamaulipas, Morena reporta 52.8 %, mientras que Oaxaca tiene 49.9 %; Quintana Roo, 41.7 %; Durango, 37.8 %; e Hidalgo llega a 49.6.

Según el IEEH, Massive Caller es la única empresa encuestadora con registro oficial así que los datos obtenidos son resultado de una metodología formal y otorgan información real sobre el ánimo que priva entre la ciudadanía a 4 meses y cinco días de la elección.

 

Quizá por esta situación y otras más, ayer en Pachuca, las dirigencias nacional y estatal del PRI se reunieron con los 32 presidentes municipales tricolores.

Las imágenes y los datos dados a conocer, coinciden que el resultado de la concentración fue un excelente entendimiento y compromiso de unidad, ánimo de trabajo y triunfo en torno a Carolina Viggiano.

Cierto que las encuestas son algo así como «fotografías instantáneas», su vigencia es reducida y aún faltan que se desarrollen las campañas formales. Pero la distancia entre los competidores de la carrera por la gubernatura de Hidalgo es amplia.

Seguramente, en lo que corresponde al PRI, dentro de la coalición “Va por Hidalgo”, vendrá una gran ofensiva al arrancar la campaña. Por el tamaño de las estructuras es obvio que los tricolores «llevarán todo el peso» y con la certeza de que la unidad está garantizada, la única duda es: ¿alcanzará el tiempo de campañas para revertir la intención de voto que señalan las encuestas?

Twitter

@vocales_radio