La mano pesada

ANDRÉS TORRES AGUIRRE 

La renuncia del Adolfo Pontigo Loyola a la rectoría de la Universidad Autónoma de Hidalgo, tomó por sorpresa a la comunidad universitaria y dejó de manifiesto que nuestro estado vive un cambio político profundo.

Ni una semana de había cumplido desde que Julio Menchaca rindió protesta como Gobernador Constitucional de Hidalgo y en su alma máter ocurren un cataclismo que sacude la estructura creada por Gerardo Sosa.

Adolfo Pontigo Loyola se distinguió siempre por ser un hombre honesto, estudioso, disciplinado, y también leal al líder del llamado Grupo Universidad.

Durante décadas distintos personajes, abonaron para mantener el statu quo en la Universidad Autónoma de Hidalgo, todos supeditados al liderazgo de Gerardo Sosa.

Pero desde que el exrector fue acusado por la FGR por «liderear una organización de índole criminal, dedicada a sustraer recursos de la Universidad de Hidalgo» y su posterior detención, su grupo perdió el rumbo.

Los nuevos aires que soplan en la universidad dejan patente la fuerza de la corriente política que llega a Hidalgo con Julio Menchaca -revisar el resultado de la renovación de las estructuras de morena ocurrida hace unas semanas-. Aunado a ello, el respaldo que la 4T patentiza con la presencia contante en la entidad de integrantes del gabinete presidencial y otras figuras del Gobierno Federal.

El relevo en la rectoría marca claramente que Gerardo Sosa «ya no es el dueño» de esa casa de estudios y que, seguramente, vendrán muchos cambios en su estructura, cada uno de ellos dirigidos desde el escritorio del nuevo líder de la política estatal.

Un último asunto a revisar, si es que alguien pone en duda que hay un nuevo jefe político o si hay intenciones de organizar una resistencia.

Santiago Nieto era titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP y bajo su dirección, inició todo el proceso legal que dejó al grupo de Sosa «en la lona». Santiago Nieto llegó a Hidalgo para ser el principal asesor del proceso de entrega-recepción en el Gobierno del Estado y ahora es el encargado de la Procuraduría General de Justicia con la encomienda de dirigir el proceso para convertir a ese organismo en fiscalía. ¿Cuántos asuntos relacionados a los grupos políticos que controlaron Hidalgo y sus integrantes, habrá en la Procuraduría esperando ser atendidos?

 

Twitter: @LasVocalesRadio

@bamtorre