El gozo al pozo

ANDRÉS TORRES AGUIRRE

La lista de irregularidades financieras, por decirlo de manera amable, heredadas por la administración estatal anterior va en aumento. Esta vez, quedó en evidencia la organización de la feria anual de Pachuca que no pueden evitar el escándalo por el cobro de espacios preferenciales en el Teatro del Pueblo.

Según los organizadores de la Feria Pachuca 2022, que regresa después de dos años de suspensión debido a la crisis de salud por covid-19, el cártel artístico del Palenque y del Teatro del Pueblo estaban comprometidos (contratados oficialmente) desde hace más de dos años y de ahí que no hubo margen de maniobra para la edición 2022 de la llamada fiesta de Hidalgo.

Delimitar una zona exclusiva al frente y a los costados del escenario en el Teatro del Pueblo, para otorgarle la posibilidad de obtener más recursos a varios empresarios fue solo el exceso más notorio de los organizadores de la feria. Nada se menciona aún del costo de los espacios para exposición o para atracciones como la pista de hielo o el circo.

Según varios expositores que en ediciones anteriores participaron en la feria de Pachuca, las limitadas condiciones del evento se deben al desinterés que los responsables de la planeación (basta ver el calendario político-electoral para entender que octubre del 2022 «era un asunto del nuevo gobierno»). 

Desde la perspectiva del nuevo gobierno, la falta de recursos económicos no significa que el festejo pierda su esencia; la orden del gobernador para retirar las vallas del Teatro del Pueblo para devolverle su condición gratuita y popular fue una verdadera bocanada de aire, pero las quejas del público ya se acumulan.

Los altos costos de alimentos y antojitos, el cobro de la mayor parte de los juegos mecánicos, que antes estaban incluidos en el costo del boleto de entrada y en general las condiciones de todo el complejo son temas que resaltaron los primeros asistentes al evento. 

Apenas hace un lustro, los recientemente nombrados responsables de la organización de la feria anual de Pachuca, fanfarronearon sobre el rumbo que seguiría el espectáculo, «será un evento al nivel de la feria de León o de Aguascalientes, declararon, queremos ser la mejor feria de México». Una sentencia frívola, de las que nos inundaron la administración pasada, pero hoy ya no genera risa ni es una señal de ignorancia; hoy es un asunto que debe ser revisado a fondo para conocer cuál fue el destino de los recursos invertidos, y si es necesario, fincar responsabilidades.

 

Twitter:

@Bamtorre

@LasVocalesRadio