MARCOS TABOADA 

El alcalde de Singuilucan tiene tantas quejas por la falta de atención a las demandas ciudadanas que en algunos casos hasta piden intervención directa del gobernador. Hay tantas inconformidades que a veces ni siquiera se sabe por dónde empezar.