Al corralón, unidad de Hidalgo Televisión 

-El conductor del vehículo oficial no acreditó prueba de alcoholemia y automotor fue remitido a resguardo

ALCOHOLÍMETRO

Milton Cortés Gutiérrez   

Advirtieron el presidente municipal de Pachuca, Sergio Baños Rubio; y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad, Ricardo Aguilar; que nadie está por encima de la aplicación del reglamento municipal, de manera específica del “Programa Alcoholímetro”.  

El edil opinó en torno a la detención de una unidad perteneciente a Radio y Televisión de Hidalgo, que quedó a resguardo de la autoridad municipal hasta que no se pague su infracción, luego que su conductor no aprobó la prueba de alcoholemia, que en Pachuca se aplica el «Programa Alcoholímetro» conforme a derecho.  

Además, dejó en claro que nadie pasa por encima de las revisiones del mismo, ya que una de las instrucciones al personal encargado de ese operativo es que se aplique a la persona que sea, sin distinción, como se ha dejado en claro desde el inicio de la presente administración y a partir de la aplicación del programa.  

Por su parte, el secretario de seguridad, Ricardo Aguilar, adelantó que no hay, ni habrá distinción alguna en la aplicación del reglamento municipal, independientemente de la persona que lo llegue a contravenir.  

El funcionario señaló que el sábado pasado, personal adscrito a Radio y Televisión de Hidalgo se presentó a pagar la multa para liberar la unidad involucrada, a pesar de ello, dijo que, al haber sobrepasado el horario para realizar este trámite, debían de hacerlo hasta el día hábil siguiente, es decir el día lunes, al asegurar que en la aplicación del reglamento no existen diferencia en favor de nadie.  

En este caso dejó en claro que se aplicó la ley de forma correcta, por lo que la instancia involucrada debería presentarse a pagar la multa y acreditar la propiedad del vehículo conforme a los lineamientos que se requieren.  

Añadió que, si en este caso la unidad pertenece a una dependencia pública, tienen la obligación de presentar el resguardo que le otorga la misma dependencia al propio conductor del vehículo para transparentar todo el proceso de devolución de la unidad.