Riqueza en museo comunitario tzacualli

-Aloja espacio, situado en Zempoala, 5 mil 300 piezas que datan de la época prehispánica

– Tiene una de las muestras más ricas e importantes de todos los museos comunitarios

ESTRATEGIA 

Dentro de la colección que es posible apreciar, se encuentran diversos fósiles hallados en la zona como dientes de mamut, huesos de mastodonte, así como restos de una especie de caballo llamado Equus Conversidens (también conocido como el caballo mexicano, es una especie extinta del Pleistoceno).  

Milton Cortés Gutiérrez  

Con un acervo de 5 mil 300 piezas que datan de la época prehispánica, el Museo Comunitario Tzacualli, perteneciente al municipio de Zempoala, se niega a desaparecer ante la carencia de respaldo para mantener sus salas de exposición en condiciones para recibir a los visitantes.  

La responsable del espacio, María de la Luz Gutiérrez Jiménez, compartió que el espacio ha sufrido los embates del tiempo y por ello buscan dignificar las condiciones en las que se resguardan piezas de alto valor que datan de hace 2 mil 400 años.  

En plática con La Crónica de Hoy en Hidalgo, señaló que el reducido presupuesto propio con el que se opera y los mínimos apoyos con los que cuenta, impiden fortalecer la presencia del museo justo en el momento en que Zempoala tiene el nombramiento de pueblo mágico y que, en teoría, significa la llegada de un alto número de turistas nacionales e internacionales.  

«Este espacio tiene una de las muestras más ricas e importantes de todos los museos comunitarios; sin embargo, las condiciones en las que se encuentra el pequeño lugar, requieren rehabilitación urgente, en virtud de que son demasiadas las afectaciones que existen en su infraestructura».  

Mencionó que, a lo largo de este tiempo, ha recibido apoyo de algunas administraciones municipales, de arqueólogos, paleontólogos y en su momento de personal del Centro para la Cultura y las Artes, además de otras personas que se han interesado en fortalecer las salas de exposición.  

A pesar de ello, dejó en claro que no ha sido suficiente para responder a la importancia de este pequeño lugar ubicado en Zacuala, comunidad a escasos kilómetros de la cabecera municipal de Zempoala.  

Apuntó que es necesario conformar un proyecto en el que se involucre a autoridades de los gobiernos, federal, estatal y municipal, para imprimirle mayor valor a este espacio que debe ser aprovechado turísticamente, ya que su único interés es proyectar a otras latitudes la historia que comprende desde el dominio de la ciudad de Tenochtitlan en el Altiplano central hidalguense, además del paso de las culturas Tolteca y Chichimeca, cuyos objetos que se encuentran en este lugar son los que predominan.  

Informó María de la Luz Gutiérrez, que derivado del apoyo proveniente de los pobladores de esta comunidad, ha sido posible exponer al público figurillas antropomorfas, vasos Tláloc, esculturas talladas en tezontle y basalto, herramientas y armas de obsidiana y piedra, así como implementos de molienda y construcción.  

A la par, Gutiérrez Jiménez dijo que dentro de la colección que es posible apreciar, se encuentran diversos fósiles hallados en la zona como dientes de mamut, huesos de mastodonte, así como restos de una especie de caballo llamado Equus Conversidens (también conocido como el caballo mexicano, es una especie extinta del Pleistoceno).  

Quien fue también una de las principales impulsoras de la gastronomía local para que Zempoala obtuviera el distintivo de “Pueblo con Sabor”, explicó que se pretende involucrar en torno a este museo el apoyo y respaldo de diversas instancias, en el afán de contribuir al rescate único de este espacio lleno de historia y aprovechar la inercia del nombramiento del municipio como pueblo mágico para atraer al turismo y para que así devolver el esplendor a las pequeñas salas de exposición.  

Tras hacer un llamado a las autoridades para que centren su atención en ese espacio, también dijo que se invita a representantes de la iniciativa privada a visitar el lugar, conocer su importancia en la historia y valorar una posible contribución que evite el ocaso del museo comunitario.  

«Estoy trabajando en labor de convencimiento social para la conformación de un comité para que esto de verdad crezca, necesitamos de las autoridades para que se involucren y vamos a hacer que la gente voltee a Zacuala y conozca la riqueza con la que contamos; solamente de esta forma se logrará dignificar y mostrar el sentido de pertenencia que tenemos».