Alcoholímetro se queda 

– Propósito es salvaguardar la vida de la ciudadanía

BELLA AIROSA

Milton Cortés Gutiérrez

El Ayuntamiento de Pachuca mantendrá, sin fines recaudatorios, la aplicación del programa “Alcoholímetro” durante la temporada decembrina, con el propósito de salvaguardar la vida de la ciudadanía.

Dieron a conocer la necesidad de preservar la integridad de las personas, objetivo que obliga a las autoridades aplicar el mismo mecanismo y criterio preventivo tal y como se hizo durante la temporada de la Feria Hidalgo 2022.

Argumentaron que los puestos de revisión se implementarán de forma permanente y aleatoria en distintos puntos de la ciudad, con el fin de propiciar que las familias se mantengan completas en una temporada en la que incrementa normalmente el consumo del alcohol.

“Si van a tomar que dejen una persona asignada al volante o bien que dejan sus vehículos y que se trasladen por otros medios, porque hemos visto como desgraciadamente algunos jóvenes, en su mayoría, circulan alcoholizados lo que incrementa la posibilidad que tengan un accidente” externó el alcalde, Sergio Baños.

Añadió que se debe hacer conciencia sobre los daños que pudiera generar un accidente o en el peor de los casos, propiciar la muerte, situación en la que se debe de insistir por medio de este programa preventivo a fín de disminuir la estadística de accidentes por el abuso del consumo del alcohol durante la temporada decembrina.

Advurtió que  es de vital importancia la colaboración de la sociedad para acatar las revisiones por parte de los efectivos de la policía que forman parte de los puestos de revisión, los cuales portarán una cámara personal para salvaguardar los derechos humanos de la sociedad, así como de los propios uniformados.

El presidente municipal convocó en la sociedad para que a partir de los primeros días del mes de diciembre en que entra vigor el operativo, se haga conciencia de la importancia del mismo y se tenga la certeza que la presidencia municipal de Pachuca, lo aplica con el único fin de salvar vidas, sin tener la mínima intención de que se convierta en un programa recaudatorio.