Terraza ilegal provocó el deslave: PC

El fraccionamiento se autorizó en el 2000 a través del Instituto de Vivienda, Desarrollo Urbano y Asentamientos Humanos

PACHUCA DE SOTO

Milton Cortés Gutiérrez 

Confirmó la Presidencia Municipal de Pachuca, que el derrumbe de una barda perimetral sobre bulevar Nuevo Hidalgo, se debió al debilitamiento del suelo de arena de jal, que no soportó el peso de una terraza construida hace 7 años sin la licencia correspondiente.

El secretario de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad, Jesús Álvarez Espinoza, detalló que como autoridades y con el apoyo de Protección Civil del municipio, se conformó un dictamen y valoración de la estructura de la vivienda, además de afirmar que no habrá necesidad de demoler la totalidad del inmueble.

«Este es un fraccionamiento cuya construcción se autorizó en el año 2000 por el gobierno del estado a través del Instituto de Vivienda, Desarrollo Urbano y Asentamientos Humanos (Invidah) es un fraccionamiento que no está municipalizado y quien fungió como desarrollador jurídicamente ya no existe, entonces vienen una serie de complejidades en el tema».

El funcionario municipal señaló que, con el apoyo de Protección Civil estatal y municipal, así como de otras dependencias se debe realizar una valoración de las viviendas contiguas para conocer si pudieran estar en riesgo por la fractura de la barda.

El presidente municipal Sergio Baños Rubio dijo que se debe ser claro en mencionar que el área de construcción afectada no contaba con licencia de construcción y ampliación, por lo que se edificó por iniciativa propia del particular sobre la contención del fraccionamiento.

«Vamos a tener una reunión a la brevedad con los vecinos que tienen una ampliación de esta índole para verificarla y que el día de mañana no se presente una desgracia; en esta administración no se hizo la ampliación de esa obra, ya tiene más de siete años que se construyó dentro de un fraccionamiento asentado en un suelo que es jal».

Añadió el edil que, de acuerdo al reglamento, ningún propietario podrá hacer uso de vía pública, por lo que corresponde al municipio revisar y aplicar en su caso la sanción que corresponda acorde al reglamento y a la ley.

Se informó que una vez que el área que se encuentra en riesgo de colapsar corresponde a un área contigua a la vivienda, de acuerdo al artículo 25 del Reglamento de Construcción, les corresponde a los propietarios realizar las labores de demolición y correr con los gastos que se generen.  

Por otra parte, el municipio confirmó que el bulevar Nuevo Hidalgo, en su tramo bulevar Rojo Gómez y Súper Vía Colosio, permanecerá cerrado hasta nuevo aviso, por lo que convocaron a tomar vías alternas para evitar congestionamientos viales y complicaciones en la circulación.

Para los vehículos particulares recomendaron circular por los bulevares Felipe Ángeles, Súper Vía Colosio y San Javier; el transporte público deberá circular por los bulevares Rojo Gómez, Everardo Márquez, Súper Vía Colosio y Calzada de Cuesco.