Violentos o deudores no podrán ser candidatos

YA ESTÁ EN EL POEH Reforma constitucional imposibilita ocupar cargos, empleos o comisión del servicio público a quienes tengan sentencia firme por la comisión intencional de delitos contra la vida y la integridad corporal, libertad y seguridad sexuales; violencia familiar, doméstica, a la intimidad sexual; violencia política contra las mujeres en razón de género, en cualquiera de sus modalidades y tipos; así como por ser declarada como persona deudora alimentaria morosa

OFICIAL

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Publicaron en el Periódico Oficial del Estado (POEH) la reforma constitucional que imposibilita a ocupar cargos, empleos o comisión del servicio público quienes tengan sentencia firme por la comisión intencional de delitos contra la vida y la integridad corporal, libertad y seguridad sexuales; violencia familiar, doméstica, a la intimidad sexual; violencia política contra las mujeres en razón de género, en cualquiera de sus modalidades y tipos; así como por ser declarada como persona deudora alimentaria morosa.

A partir de la mencionada publicación, entra en vigor en Hidalgo la reforma a los artículos 38 y 102 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de suspensión de derechos para ocupar un cargo, empleo o comisión del servicio a quienes cometan violencia contra las mujeres; ello suma a las actuales causales como estar sujeto a un proceso criminal que merezca pena corporal; por estar prófugo de la justicia y sentencia ejecutoriada que imponga como pena esa suspensión.

Debido a que la violencia intrafamiliar y contra las mujeres es un fenómeno latente, visibilizado por colectivos ciudadanos, urgieron a legislar para inhibir, evitar y sancionar a las personas que ejercen violencia en contra de otras; de igual forma, otra problemática es el incumplimiento de las obligaciones alimentarias de quienes por mandato judicial o por el compromiso contraído ante las autoridades jurisdiccionales, se convierten en deudores morosos.

“Por esta razón se considera que existe la obligación estatal para reforzar la legislación, en el sentido de que quienes ocupen cargos públicos en cualquiera de los tres poderes u otros órganos del estado no cuenten con antecedentes de violencia o como deudores alimentarios morosos. Se trata de que los servidores públicos, en razón de las funciones que llevan a cabo o de la representación que tienen, deban ser ejemplo para la sociedad y comprueben la idoneidad para desempeñar la labor inherente a su cargo”.

En las mencionadas disposiciones, también prevé que la persona señalada por las citadas causales no será registrada como candidata para cualquier cargo de elección popular.

De igual forma, en la edición del POEH, oficializaron la reforma a los artículos 55 y 91 relativo a la edad mínima para ocupar un cargo público, para diputados a partir de los 18 años cumplidos y secretarios de estado, 25.