Que viva la ciencia impacta a usuarios

BIBLIOTECAS

“Que viva la ciencia” es un programa implementado en las siete Bibliotecas Municipales de Tulancingo, así como en escuelas, teniendo un impacto positivo en usuarios. 

La titular del área, Concepción Ocádiz, dijo que ésta será la tercera semana en que las niñas y los niños aprendan de ciencia, tecnología, universo, fauna silvestre, cuerpo humano, entre otros temas que son de vital importancia.

A la par, además de leer el acervo relacionado con estos tópicos, realizan experimentos y también creaciones derivadas.

En “Qué viva la ciencia”, cerca de mil usuarios han aprendido lo que es un volcán y lo han realizado en maqueta.

Además, han hecho arcoíris, molinos de viento, burbujas, un balero como juguete tradicional, y hasta inventaron planetas.

Todo servicio que se ofrece en las bibliotecas municipales es gratuito, por lo que la población puede acudir y conocer las actividades que se ofrecen en estos espacios.

Donde además de fomentar la lectura con el préstamo de libros, y consulta de los mismos en las estanterías, se crean este tipo de talleres donde la creatividad de las y los participantes se activa. 

Un ejemplo de ello es la biblioteca Dr. Jorge Berganza, donde se habló de la energía eólica e hicieron un molino de viento, además los usuarios imaginaron nuevos planetas con unicel. 

La jornada “Qué Viva la Ciencia” ha beneficiado a 985 niñas y niños, además de jóvenes, en escuelas y en bibliotecas, en estos últimos sitios incluso han acudido los papás y mamás, y en las instituciones educativas, los maestros observan el desarrollo del programa 

Se usan materiales sencillos, aunado a que no ponen en riesgo a las niñas y los niños. El personal está capacitado para el uso de vinagre, bicarbonato, pintura, agua, plastilina, y otros materiales, que suelen ser de reciclaje y en caso de usar tijeras o cúter, esto lo hace el personal bibliotecario. (Staff Crónica Hidalgo)