Marcelo Ebrard en tierra hidalguense

– Expriistas y diputados de Morena lo acompañaron en Pachuca

SÍMIL

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Arropado por expriistas y diputados de Morena en Pachuca, estuvo Marcelo Ebrard Casaubón, aspirante a la candidatura presidencial del partido “guinda”, en un evento que destacó por su desorganización, empujones y el desdén hacia medios de comunicación, a quienes únicamente declaró que sólo “escuchaba los sueños de las personas” y que encabeza las encuestas.

Como parte de las visitas que realizan las denominadas “corcholatas” para obtener el cargo de “coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación”, los seis aspirantes de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM) a la candidatura presidencial recorren el país.

En dichas asambleas informativas, como les llaman los organizadores de estos eventos proselitistas, los suspirantes exponen los logros de la Cuarta Transformación (4T) y conviven con simpatizantes.

Por la mañana, del 23 de junio, el excanciller desayunó en conocido restaurante de la capital hidalguense, acompañado de Lamán Carranza Ramírez, extitular de la Unidad de Planeación y Prospectiva del gobierno de Omar Fayad Meneses y la actual diputada federal por Morena, Lidia García Anaya; más tarde acudió al Parque David Ben Guirón, en donde un grupo de mujeres le manifestó su apoyo.

En este último acto aparecieron exmilitantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), algunos que colaboraron en la anterior administración, además estaban los legisladores “morenistas”, Fortunato González Islas, Martín Sandoval Soto y María Eugenia Hernández Pérez, esta última representa a Ecatepec, Estado de México, así como el regidor de Tula, Ricardo Baptista González.

La actividad del exjefe de Gobierno del entonces Distrito Federal exhibió mucho desorden, pues al arribar en una camioneta blanca al pisal del Ben Guirón, lo esperaban cientos de personas que buscaban una foto, acercarse o saludarlo.

Entre representantes de medios de comunicación y los seguidores, Ebrard caminó al centro de la explanada en donde emitió un breve mensaje que no se escuchó plenamente, ello por la debilidad de su voz y que su equipo utilizó pequeñas bocinas.

Después, los coordinadores del exfuncionario federal indicaron a la prensa que contestaría unas preguntas en una zona de la plancha; sin embargo, el experredista subió a su camioneta que aceleró provocando una polvareda.

Reporteros y camarógrafos corrieron tras el vehículo que se detuvo unos metros adelante, luego su gente pidió que no empujaran, “va a contestar todo, nada más no se avienten”, al descender de la unidad para atender a los medios, con una sonrisa comentó “¿estamos tranquilos?, sonrían, todo va a estar bien”.

Entre apretujones, reiteró que el acto con mujeres hidalguenses fue para “escuchar sus sueños”, los cuales versaron sobre mayor seguridad, apoyos al campo, garantizar paridad de género y crear un sistema nacional de personas cuidadoras, por lo que aclaró que espera no recibir un castigo por parte del Instituto Nacional Electoral (INE).

“Que conste que es un sueño, no sé si el INE me va a sancionar por un sueño, les pregunté por sus sueños, sino hablamos entonces es un recorrido turístico, es lo que ellas quieren”.

Opinó que ganarían la encuesta interna de Morena y aliados, incluso reveló “hoy vamos arriba y con eso vamos a armar el plan de gobierno”.

Escuetamente mencionó que “era un tema político” la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que invalidó la segunda parte del “Plan B” de la reforma electoral que promovió el presidente, Andrés Manuel López Obrador.