ARACELI VELÁZQUEZ 

La lideresa sindical de CAASIM, además de que ahora parece no ser más que un perfil gris, deja claro que la representación de los trabajadores no es una de sus prioridades, muestra clara de que todo está en función del contexto.