Superaron todos retos en el retorno a las aulas

-Para este ciclo escolar 2023-2023 se retomó la instrucción escolar en los planteles de forma presencial, tras el descenso de la pandemia provocada por covid-19 del virus SARS-CoV-2

EDUCACIÓN PÚBLICA

Alberto Quintana Codallos

En el ciclo escolar 2022-2023 se cumplen los objetivos y fue difícil porque toco el regreso de la pandemia, había riesgo, miedo e incertidumbre, el debate entre padres de familia, docentes y Secretaría de Salud, pero se determinó que se iniciaran las clases presenciales, afirmó el secretario de Educación Pública del Estado de Hidalgo (SEPH), Natividad Castrejón Valdez.

“A punto de concluir las actividades en los distintos planteles educativos de la entidad, se hizo una buena decisión y no se tuvieron problemas por fortuna y fue un gran logro para todos”.

Puntualizó que la comunidad educativa trabaja en tres temas fundamentales, el primero en la recuperación de aprendizajes ya que la pandemia afectó a nivel global, se registraron mediciones diferentes y los alumnos perdieron el ritmo de aprendizaje y se labora para recuperarlo.

El otro tema es una actividad de largo plazo y permanente que es la salud emocional de los estudiantes, hay jóvenes, niñas y niños que sufren secuelas de la pandemia como es presión, ansiedad, falta de control de impulsos y eso requiere atención socio emocional.

Destacó que para atender este problema se implementó un programa a escala estatal para ayudar los alumnos, docentes, padres de familia y toda la comunidad que se involucra en el tema educativo.

En lo que se refiere al tercer punto se prepara la implementación del Programa denominado “La Escuela es Nuestra” porque a partir de este ciclo escolar, cada final de mes se llevaron los Consejos Técnicos para informar del programa sintético y analítico que será aplicado en el ciclo escolar 2023-2024.

En términos generales se puede decir que es un buen ciclo escolar, que el compromiso de los maestros y padres de familia ayudo bastante para el regreso a clases en el estado de Hidalgo.

Castrejón Valdez reconoció que tuvieron problemas en algunos lugares de la entidad, como es la falta de un maestro y genera tensión entre la población, pero a partir del próximo ciclo escolar se habrá de programar de la mejor manera para evitar estos conflictos y dar una respuesta oportuna.

Los cambios de maestros son cotidianos y durante la pandemia se presentó esta situación en varias escuelas del estado de Hidalgo y afectaron a la población estudiantil.

Respecto a la deserción escolar que se presentó durante la pandemia y el regreso de clases, se recuperó la mayoría de los alumnos, el trabajo más difícil fue en educación media superior, ya que registró una baja considerable.

Las autoridades educativas hacen un trabajo intenso en cada uno de los planteles del estado de Hidalgo para determinar cuáles fueron las causas, muchas de ellas es la migración e incorporación al mercado laboral por la difícil situación económica en las familias.

El secretario de educación puntualizó que para atender este fenómeno se implementan los programas de becas “Benito Juárez” es un paliativo para que puedan seguir estudiando.

Sumados a ellos los programas de útiles, uniformes y libros que entrega el gobierno del estado de Hidalgo, para apoyar en la economía de las familias hidalguenses.

Para atender y resolver los problemas de la falta de maestros para el próximo ciclo escolar 2023-2024 se hacen las cadenas y plantillas que se consoliden y evitar problemas como en otros años.

“Los docentes faltan a los planteles educativos por un embarazo, problemas de salud y jubilación, ya que las ocho mil escuelas públicas y privadas, son 52 mil maestros en todos los niveles, más administrativos y apoyo, es normal que se tenga demanda y pegan cuando no se presentan a clases”.

Comentó que se buscan mecanismos que reporten de manera inmediata en qué lugares se requiere un maestro, para buscar un interinato, quien cubra el espacio o contratarlo por honorarios, pero que los niños no se queden sin clases mientras se hacen los trámites administrativos.

Recordó que para este año se aplican recursos económicos en educación básica 160 millones de pesos, más de 500 millones del programa “La Escuela es Nuestra” y lo que construyen los presidentes municipales en infraestructura educativa como son salones, auditorio o techumbre.

Consideró que son bastantes las necesidades en varias regiones del estado de Hidalgo, pero con el apoyo coordinado entre los tres niveles del gobierno permite que se mantengan en buenas condiciones las escuelas.

Puntualizó que las universidades cubren el 83 por ciento del territorio estatal, están equipadas, tienen tecnología de punta que permite atender a la población escolar.

El secretario de educación manifestó que, durante la gira de trabajo por la región de Tizayuca, entregaron infraestructura en la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo recursos por más de 25 millones de pesos.

Este nivel educativo es el último grado para que los jóvenes salgan al mercado laboral con una capacitación acorde a las necesidades que requieren las empresas en la entidad.

“Estoy satisfecho en los primeros diez meses de la administración estatal al frente de la Secretaría de Educación Pública del estado, con bastante trabajo, visitando las comunidades, acompañar a los maestros, comentarles y verificar las necesidades, pero sobre todo buscando alternativas de solución”.