Adquisición de seguros catastróficos

– Incluiría terremotos, una erupción volcánica, movimiento de tierra como deslaves y hundimientos, derrumbe y avalancha, incendio y explosión como resultado de algún evento geológico

PROYECTA GOBIERNO ESTATAL

Pie de foto: 

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Contrataría el Gobierno del Estado seguros catastróficos para todo riesgo de pérdida o daño físico directo e indirecto a consecuencia de catástrofe y/o desastre natural, originado en forma directa o indirecta, no limitado, que incluirá la reparación, reconstrucción y construcción, así como apoyos para introducción de servicios básicos y remoción de escombros, todo por un límite máximo de 400 millones de pesos por evento.

Incluye terremotos, erupción volcánica, movimiento de tierra como deslaves y hundimientos, derrumbe y avalancha, incendio y explosión como resultado de algún evento geológico; ciclones en todas sus categorías, tormenta tropical, lluvias severas o torrenciales, granizo, heladas, nieve, tornado, tormentas de viento o vientos de gran fuerza, inundación, inundación fluvial, pluvial o por apertura obligatoria de compuertas de represas, presas o depósitos de agua, tsunami o maremoto, así como incendio forestal.

Como condición para acceder a la activación del seguro es necesaria una declaratoria de emergencia y/o de desastres emitida por el gobierno federal para algún o algunos de los municipios del estado, realizadas bajo las reglas y lineamientos vigentes del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) al momento del siniestro.

El interés asegurable contempla el monto de los daños, apoyos, pérdidas y gastos que tenga que incurrir el gobierno del estado y/o sus municipios por toda pérdida o daño físico directo o indirecto, por cualquiera de los riesgos cubiertos, con respecto a bienes y/o apoyos tales como infraestructura carretera, puentes y alcantarillas, pavimentaciones con asfalto o concreto, terracería, túneles, vados, pasos a desnivel, distribuidores, muros de contención, reconstrucción y reparación de bienes, obras de alcantarillado y saneamiento, estaciones eléctricas, entre otras.

Reconstrucción o reparación de infraestructura urbana estatal y/o municipal, tales como escuelas, hospitales, centros de salud, asimismo, el apoyo que otorga el gobierno del estado a la población para daños que sufran las viviendas de hasta 90 metros cuadrados de construcción y/o aquellas que sean mayores a 90 metros cuadrados de construcción que estén construidas con materiales económicos en techos y/o paredes tales como: láminas de cartón, fibra o metálica, palma, tejamanil, madera, teja; no aseguradas por sus propietarios.

La licitación pública EA-913003989-N134-2023, solicitada por la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios de la Oficialía Mayor, indica un límite máximo de responsabilidad de 400 millones de pesos por evento y/o serie de siniestros durante la vigencia de la póliza.

“Queda entendido y acordado que toda indemnización que la compañía de seguros pague reducirá en igual cantidad el límite de responsabilidad por evento”.

El deducible refiere a 200 millones de pesos, además de coaseguro convenido por 25 por ciento (%); en caso de reinstalación, la prima adicional será pagada en forma automática y descontará cuando cualquier pérdida o pérdidas hayan sido cubiertas/pagadas.

La cobertura será únicamente del 75% del monto de las afectaciones de los bienes amparados en todos los casos, en el caso de contenidos, la cobertura será siempre del 100%; según el tipo de vivienda y afectaciones otorgarían 13 mil pesos por daño menor; parcial por 35 mil; total hasta 120 mil y reubicación del inmueble 120 mil pesos.

Cada propietario de la vivienda puede no recibir en efectivo la cantidad completa sino en especie a través de diferentes programas y entidades de los gobiernos estatal y/o municipales.

Excluye eventos como sequía en todas sus formas, fraude o mala fe atribuible al asegurado, cualquier tipo de contaminación, reacción o fusión nuclear, derrumbamiento de carreteras debido a las condiciones de la tierra o mal diseño, combustión espontánea, plagas y depredadores, alimañas o insectos, huelgas o levantamientos populares, disturbios, vandalismo, etcétera.