La regularización de unidades extranjeras generará chatarrización

TEMORES 

El programa de regularización de unidades extranjeras que se aplica en el estado a partir de julio, generará chatarrización de unidades y afectará la economía de agencias de automóviles, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Hidalgo, Juan Manuel Batres Campos.

“Este fenómeno que se vive en varios momentos en el país, hace 15 años se hizo y actualmente se hace otro programa, pega en la economía de las empresas establecidas en el estado, sobre todo las que se dedican a la venta de coches y lotes de autos”.

Puntualizó que es un tema de chatarrización de vehículos en la entidad porque no cumplen con las normas de seguridad, economía y medio ambiente.

Varias de las unidades que se regularizan en el país sólo tienen uno o dos años de uso, por lo consiguiente son chatarras y son abandonados porque no hay refacciones para su reparación.

Batres Campos manifestó que estás unidades sólo generan un problema en la economía de las empresas y para la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado de Hidalgo (Semarnath) una contaminación en el medio ambiente.

En varios municipios, como Ixmiquilpan Pachuca, Tulancingo y Tula, venden piezas usadas de unidades extranjeras, pero sus altos costos generan un grave problema para los dueños.

El dirigente de la Coparmex manifestó que el organismo empresarial no está de acuerdo con el programa, sobre todo con el decreto presentado el primero de enero de este año y vigente hasta 30 diciembre para que algunos estados lo implementaran en varias entidades del país.

La organización busca un bien común para las empresas establecidas, para los trabajadores y consumidores, ya que implica un riesgo en la economía y medio ambiente, por la cantidad de unidades que se pretenden regularizar en la entidad. (Alberto Quintana Codallos)