Lineamientos para actualizar la estructura gubernamental

-La Oficialía Mayo emitió las normas que permitirán regular la modificación y validación de la organización de las dependencias y entidades públicas

PODER EJECUTIVO

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Necesario regular la modificación y validación de las estructuras orgánicas de las dependencias y entidades de la administración pública estatal, por ello la Oficialía Mayor emitió lineamientos para la elaboración, reforma y actualización de dichos entes.

La normativa regula la integración, revisión y trámite de actualización y validación de estructuras orgánicas, como un mecanismo permanente de transparencia y eficiencia administrativa, mediante el seguimiento y control de los procesos y funciones de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo.

Además, reitera que cada dependencia establecerá y mantendrá vigentes los manuales de organización, procedimientos y de servicios al público, los que contendrán información sobre la estructura orgánica, funciones de sus unidades administrativas y sistemas de comunicación y coordinación. 

Evitarán el crecimiento y la creación de nuevas unidades administrativas, ya sean unidades de la estructura central o de órganos desconcentrados o descentralizados, ajustándose a las revisadas y validadas por la Oficialía Mayor, salvo que cuenten con recursos aprobados para tal efecto.

Considera “Estructura Orgánica Actualizada” aquella avalada por Oficialía Mayor y alineada con la normatividad, independientemente del ejercicio fiscal corriente.

Las solicitudes de validación que presenten las dependencias contemplarán el visto bueno del titular, considerará las plazas bajo régimen de confianza, respaldadas por la nómina de personal actualizada y planteará desde el nivel correspondiente; justificación técnica suficiente; evitar duplicidad de funciones o puestos que no evidencien su nivel jerárquico e innecesarios.

Verificar que los puestos guarden congruencia entre el nivel salarial y el grado de responsabilidad; eliminación de niveles intermedios sin detrimento de su productividad en cada puesto; asegurar el cumplimiento de las funciones jurídicas, normativas y contenciosas; señalarán la necesidad de efectuar la actualización o movimientos correspondientes.

Esto último asociado con el desarrollo de nuevos programas o la ampliación de metas, incluyendo la proyección del impacto social y económico, así como la relación del costo beneficio; la necesidad de responder a una demanda social o económica emergente, con el alcance respectivo y la reorganización para mejorar la eficiencia de los entes.

En cualquier caso, las propuestas de modificación las someterán a un análisis estructural, funcional, nominal y presupuestal, a fin de que las estructuras orgánicas consideren tramos de control racionales, a efecto de simplificar el trabajo, mejore la coordinación entre unidades y facilite la comunicación horizontal.

Considerarán puestos de autorización específica en función de las características operativas y administrativas de las dependencias y no como unidades administrativas las siguientes áreas: asesoría, transparencia, comunicación social, informática que no respondan a los procesos sustantivos de las dependencias y entidades, equidad de género, archivo y secretarías particulares.

La solicitud incluirá un proyecto de estructura orgánica propuesta representada mediante organigrama, en el que establezcan puestos, líneas de mando y comunicación y niveles tabulares; plantilla de personal actualizada al día de la solicitud; correlación legal con la ley, el Reglamento Interior para las Dependencias o Estatuto Orgánico vigente, así como normatividad correspondiente.