Faltan acciones para erradicar la violencia política

-Partidos cumplen con lineamientos, pero requieren mayor seguimiento para visibilizar el tema; durante 2022, Morena y PRI registraron quejas por la mencionada causal

INSTITUTO ELECTORAL

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Aunque los partidos políticos informaron al Instituto Estatal Electoral (IEEH) oportunamente sobre actividades para prevención, atención, sanción, reparación y erradicación de violencia política por razón de género del año 2022, de los datos recabados no fue posible determinar si dichas acciones cumplieron el objetivo sustancial de capacitar a toda la estructura sobre la protección y defensa del derecho de las mujeres.

Sobre los casos de violencia política en razón de género reportados por los partidos políticos, el IEEH destacó la necesidad de información adicional como: número de casos presentados y en su defecto, los que fueron desechados, las principales razones de ello, número de casos sancionados y sanciones aplicadas, rangos de edad de las mujeres víctimas, rangos de edad de las personas agresoras, género de las personas agresoras, cargo o vínculo con la víctima, tipo de conducta denunciada, fechas de presentación de las denuncias, inicio del procedimiento y de la resolución, sentido de la resolución y si hubo dictaminación de medidas cautelares y de protección.

De igual forma, faltó la inclusión de procedimiento de atención, sanción y reparación integral del daño, la perspectiva intercultural e interseccional para el acceso pleno a la justicia; así como formalizar acuerdos o convenios con instituciones públicas electorales y en materia de salud y de seguridad pública para la efectiva atención integral de la víctima

En mayo del 2021, el Consejo General del IEEH aprobó lineamientos estatales para que partidos nacionales y locales prevengan, atiendan, sancionen, reparen y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género, el cual especifica las bases que las cúpulas tienen que observar en el tópico, mediante los mecanismos jurídicos adecuados que consideren para garantizar el correcto ejercicio político de las mujeres, en condiciones de igualdad sustantiva.

Con ello, obliga a informar anualmente las acciones y medidas implementadas, presentar un registro estadístico de los casos identificados al interior de los partidos, las acciones partidistas emprendidas y las resoluciones, que, en su caso, adoptaron sobre éstos.

En el informe detalla el número de campañas de capacitación y sensibilización dirigidas a la militancia sobre violencia política contra las mujeres en razón de género; modificación de documentos básicos y elaboración de protocolos para incorporación de mecanismos y procedimientos de orientación, integración de órganos encargados de realizar actividades formativas, para dar seguimiento, acompañamiento, asesoría de los casos presentados y sobre la emisión de sanciones, además del padrón de casos presentados.

Destaca en el 2022, Nueva Alianza Hidalgo (PNAH) era el único partido que adecuó sus estatutos para incluir los citados conceptos, no obstante, en los últimos meses el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó los cambios de documentos básicos de Morena, Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT), mientras que todavía faltaba la ratificación en cuanto a Movimiento Ciudadano (MC).

Además, la mayoría de los partidos reportó que no tuvo casos de violencia política por razón de género en ese año, a excepción del PRI que registró dos casos; sin embargo, en el IEEH iniciaron cuatro procedimientos especiales sancionadores, tres promovidos por militantes “tricolores” y una de Morena.

Del informe reconoce que los datos brindados por las cúpulas no demuestran si cumplen con el objetivo sustancial de capacitar a toda la estructura partidista sobre la protección y defensa del derecho a participar en política libre de violencia, perspectiva de género, intercultural e interseccional, nuevas masculinidades o derechos humanos, pues carecen de control o seguimiento.

“De acuerdo con la información aquí descrita, es posible determinar que se requiere de esfuerzos conjuntos para hacerle frente a este tipo de violencia, no basta con brindar talleres, pláticas, cursos, entre otras actividades, si simultáneamente no se establece la ruta de atención para los casos presentados contra mujeres víctimas, y esto requiere del compromiso para definir atribuciones al interior del partido político para dar seguimiento y acompañamiento de los casos evitando en todo momento, la revictimización y la impunidad contra las víctimas”.