Cloración del agua, crucial para prevenir enfermedades diarreicas

SSH 

Staff Crónica Hidalgo

Uno de los padecimientos de mayor incidencia son las enfermedades diarreicas (EDAS), que atacan principalmente a sectores vulnerables, como infancia y adultos mayores, por ello la titular de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), Zorayda Robles Barrera, instruyó activar las acciones de prevención necesarias para proteger a la población.

Debido a procesos multicausales, entre los que destacan el movimiento poblacional derivado de la época de vacaciones, el cambio climático aunado a las malas prácticas de higiene o el consumo de agua sin desinfectar, las enfermedades de este tipo se incrementan en esta temporada.

Es por ello que el consumo de agua potable es uno de los ejes de prevención de enfermedades, así como una acción fundamental y componente importante de las políticas púbicas enfocadas en la protección a la población, contra riesgos sanitarios.

De esa forma, para garantizar el abasto seguro de agua, que cumpla con la concentración de cloro residual libre, especificado en la normatividad vigente; la SSH, a través de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh), lleva a cabo diversas acciones en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Estatal del Agua y Alcantarillado (CEAA).

De acuerdo con la Coordinación Estatal del Programa de Prevención de EDAS, la desinfección del agua mediante el uso de cloro es el método más utilizado en la entidad, el cual permite la eliminación efectiva de organismos patógenos.

No obstante, existen otros métodos de desinfección del agua tales como: uso de cartuchos de plata coloidal, goteros de plata coloidal, purificadores de agua microbiológicos, domiciliarios y comunitarios, cuyo proceso de eliminación microbiológica es tan eficiente como el de cloración, la diferencia entre ellos es el proceso de verificación de su eficiencia.

Del mismo modo, la SSH trabaja con los municipios para que realicen la desinfección del agua, en coordinación con la población, prestadores de servicios y empresas.

De esta forma, la SSH enfatiza que, la calidad del agua de uso y consumo humano es fundamental para evitar enfermedades diarreicas, así como mantener buenas prácticas de higiene en la preparación de alimentos, manejo adecuado de excretas y basura, además de la higiene personal que incluya el lavado frecuente de manos.

De acuerdo al último reporte de la SSH, a la fecha en la entidad se contabilizan 32 mil 230 casos de Enfermedades Diarreicas Agudas.