Van 29 interesados en concesiones para verificentros

– Por ahora no es posible conocer a detalle los nombres de los interesados hasta que cumplan con el debido proceso de análisis

ETAPA DE VALORACIÓN

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Formalizaron solicitud para obtener una concesión de centros de verificación vehicular un total de 29 personas físicas y morales, esto de acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnath). En este momento prevalece la etapa de valoración de los documentales, por lo que no es posible conocer a detalle los nombres de los interesados hasta que cumplan con el debido proceso de análisis.

Luego de la publicación de la citada convocatoria, del 3 al 7 de julio recurrieron un total de 29 personas físicas y/o morales mexicanas del sector privado, interesadas en obtener dicho título administrativo por un periodo de cinco años.

La Semarnath no pormenorizó los nombres de los aspirantes porque es necesario respetar el proceso jurídico y de transparencia.

Analizadas cuantitativamente las solicitudes, desecharán aquellas incompletas o con documentos faltantes, evaluarán la idoneidad del proyecto arquitectónico para una mejor prestación del servicio; experiencia acreditada y aquellos que garanticen la operación en el menor tiempo posible de acuerdo con las condiciones de la normatividad aplicable.

Igualmente, criterios legales y técnicos como acreditar la existencia y personalidad del participante, aspectos administrativos y acatamiento de la ley; luego de 10 días siguientes a la recepción de la solicitud emitirán un acuerdo de aprobación o rechazo.

Declararán desierta la convocatoria si no hay registro de participantes, que los interesados no entreguen documentación completa o que no reúnan los requisitos, o bien, cancelarla por causas justificadas, fortuitas, fuerza mayor o circunstancias que de continuar provoque daño o perjuicio al estado.

El edicto establece los requisitos de identificación, documentales legales y que acrediten experiencia en la prestación de servicios, cumplir con diversas normas oficiales mexicanas, otorgar un millón de pesos para garantizar la solvencia de las propuestas; informar sobre la cantidad de personal calificado y certificado, que cuenta con el equipo especializado y las condiciones mínimas de infraestructura y seguridad que establece la normativa. 

Constancia de situación fiscal y cumplimiento de obligaciones, acreditar la posesión del inmueble donde se instalará el centro de verificación, pago de derechos correspondientes a 50 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), entre otras.

La distribución de estas sedes con sus particularidades establece como mínimo mil 200 metros cuadrados de superficie y el número de líneas de verificación, en total son 22 centros: Pachuca, con tres; dos en Tizayuca, Tula de Allende y Tulancingo; mientras que uno para Actopan, Huejutla, Huichapan, Atotonilco de Tula, Ixmiquilpan, Mineral de la Reforma, Tepeji del Río, Zacualtipán, Zimapán, Tepeapulco y Jacala.