No hay intocables en lucha contra la corrupción

Esto no es un tema político y no habrá impunidad hacia cualquier exfuncionario que incurrió en irregularidades

¿JUSTICIA 

Rosa Gabriela Porter Velázquez

Enfatizó el gobernador, Julio Menchaca Salazar, que no hay intocables en las investigaciones por posibles desvíos de recursos, actos de corrupción, peculado o mal uso de atribuciones, por lo que aclaró que esto no es un tema político y advirtió que no habrá impunidad hacia cualquier exfuncionario que cometió irregularidades.

Hace días detuvieron al exoficial mayor del gobierno de Omar Fayad Meneses por su presunta participación en una red de corrupción y desvío de recursos públicos en la que participaron funcionarios de primer nivel, presidentes municipales y empresas “fantasma” (fachada), lo cual implicaría un daño al erario estatal por más de 520 millones de pesos.

“Quiero dejar claro que no hay persecución, que no se trata de ninguna cuestión política, se trata de cumplir una exigencia de la sociedad, y es lo que nos permitió ganar una elección, el hacer efectivo el cumplimiento de la ley, ya está en manos de la Procuraduría General de Justicia (PGJEH) y posteriormente del Poder Judicial, que no son dependencia del Ejecutivo”.

Explicó que instruyó a todas las áreas de Gobierno que durante los procesos de entrega recepción, en caso de detectar cualquier anomalía en el ejercicio del presupuesto, lo denunciarán ante las instancias correspondientes, en caso de aspectos administrativos en la Secretaría de Contraloría, o si era con alcances penales en la PGJEH o Poder Judicial.

“No me alegra ninguna situación personal que alguien pase por este tramo, pero todos los que somos servidores públicos nos debemos hacer responsables de nuestra actuación y lo digo como gobernador, porque terminaré una administración y estaremos dando cuentas, lo primero que haré como gobernador es preparar mi entrega y eso quiere decir que estamos siendo muy cuidadosos con la utilización de los recursos públicos, con la transparencia, certificación con auditorías, entonces pues contra quienes resulten responsables, con los que se les detecte por su función o su firma, o por la utilización de recursos públicos, alguna irregularidad, tendrán que asumir las consecuencias”.

Cuestionado sobre tentativas indagatorias contra el exgobernador, Omar Fayad o la entonces titular de la Secretaría de Finanzas, Jessica Blancas Hidalgo, no quiso declarar al respecto para evitar afectaciones al debido proceso.

“Sería irresponsable de mi parte hacer alguna afirmación, lastimar el prestigio de cualquier funcionario, no de un exgobernador, expolicía, cualquier funcionario, soy abogado, respeto el debido proceso, hago un comentario respetando eso, porque no hago una afirmación, ni juicio sumario de nadie, cualquier persona que este involucrada en un acto irregularidad, va a asumir su responsabilidad, es un compromiso mío y lo voy a cumplir”.

NO HABRÁ DEUDA. En otro tema, Julio Menchaca rechazó que su Gobierno solicite otro endeudamiento pues la intención del decreto que discuten en el Congreso local es para renegociar los créditos actuales.

“Es una mala información, les pido que revisen la ley, no vamos a contraer ninguna deuda, esa modificación nos permitiría renegociar y en todo caso, estará sujeta, si se realizara, a la crítica social, creo que a todos nos conviene que se paguen menos intereses, que se utilicen mejores instrumentos, pero de ninguna manera y no sé si con buena o mala intención se ha manejado lo de la deuda”.

Diputados locales de Morena, Nueva Alianza Hidalgo (PNAH) y Verde Ecologista de México (PVEM) propusieron un decreto para que el Poder Ejecutivo contrate con cualquier institución de crédito, integrante del Sistema Financiero Mexicano, uno o varios préstamos para que afecte como fuente de pago del o los financiamientos que adquiera, un porcentaje del derecho a recibir y los flujos de recursos que deriven de participaciones presentes y futuras que en ingresos federales le correspondan.

Estos montos federales emanarán del fondo general de participaciones y/o hasta un 25 por ciento (%) de aportaciones para el fortalecimiento de las entidades federativas.

La cantidad máxima a pedir, ya sea en uno o varios créditos simples, es de 7 mil 125 millones 165 mil pesos; hasta 3 mil 325 millones 769 mil pesos cuya fuente de pago será el Fondo General de Participación (FGP) y 3 mil 800 millones de pesos provenientes de aportaciones federales presentes y futuras del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

El decreto tendría vigencia para los años 2023 y 2024, considerado ingreso por financiamiento o deuda pública en los citados ejercicios fiscales, además ajustarán los futuros presupuestos de egresos para realizar las erogaciones de pago por servicio de deuda.

Pese a ello, Menchaca Salazar negó que tal proyecto sea con la intención de aumentar la deuda estatal: 3 mil 696 millones 150 mil 329.76 pesos, hasta marzo del 2023.

“No se trata y lo digo contundentemente, aclaro, para que no haya mal interpretación, porque incluso integrantes del partido tienen dudas, hay una absoluta contundencia, es para tener mejores condiciones de negociación el Ejecutivo en el mercado, no incrementar la deuda pública, y hacer uso eficiente de todos estos mecanismos”.