Devoción los lleva a las calles de Pachuca

SANTA MUERTE

Seguidores a la llamada “Santa Muerte” recorrieron calles de Pachuca para externar su devoción y acusaron que prevalece la intolerancia hacia su “religión”.

Al caminar en peregrinación desde el Mercado Sonorita, hasta el centro de la ciudad, los fieles destacaron la adhesión de más personas a este culto, del que dijeron se ha convertido en una religión receptora de personas que buscan respeto a sus creencias.

Expresaron que a pesar del crecimiento que han tenido en los años recientes el culto a la muerte, aún existe intolerancia a aquella persona que profesa la devoción y exhortaron a la sociedad a respetar sus creencias de la misma forma que ellos respetan las del resto de la población.

El obispo de esta religión y dirigente de la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (FOIDEH), Oscar Pelcastre, alias «El Perro» destacó la conmemoración de este dos de noviembre, de la cual, dijo, cada día se fortalecen y se promueven las bondades que ofrecen dentro de este culto.

Descartó que dentro del mercado al que representa emanen situaciones ligadas a la delincuencia u otras acciones al argumentar, que el mal no está en una religión sino depende de cada persona.

Añadió que es indispensable que se respete el libre culto y que la población se enfoque en las creencias que mejor les convenga.

ASPECTOS. La historia de este culto tiene un largo proceso de evolución que se puede dividir en dos etapas. Una larga, de gestación donde se fueron conjugando los distintos elementos que va desde la época prehispánica, pasando por el catolicismo de la época virreinal, llegando hasta la mitad del siglo XX. Una rápida, donde el conjunto de estos elementos da a la figura su actual apariencia; esto último achacado a un entorno de marginación social, pobreza y delincuencia.

El origen muestra detalles de un sincretismo entre distintos elementos del culto prehispánico por los muertos, los dioses aztecas y mayas relacionados y de la iglesia católica. ​ Los principales elementos encontrados que se pueden distinguir son los siguientes: Ah Puch, dios maya rey de Xibalbá, el inframundo. Descrito como un esqueleto o cadáver con un rostro de jaguar (o búho) adornado con campanas; Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, dios y diosa de la muerte aztecas, la oscuridad y el Mictlán “la región de los muertos”.

Con el Día De Muertos. Una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. (Milton Cortés Gutiérrez)