Se acabó el drama

Andrés Torres Aguirre

Terminó el enfrentamiento priista entre el comité estatal y el nacional para definir a su candidato a la gubernatura y el sábado por la tarde fue oficial que la diputada federal Alma Carolina Viggiano Austria recibirá esa responsabilidad.

Días antes, se informó que Viggiano Austria se registraría como «aspirante externa» al proceso de selección del PAN Hidalgo, dado que los acuerdos de la alianza electoral “Va por México”, conformada por el PAN el PRD y el PRI así lo marcaban.

Pero no fue hasta que los presidentes priistas (nacional y estatal), Alejandro Moreno y Julio Valera subieron a sus redes sociales una fotografía en donde se les ve junto a Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, y en un breve texto confirmaba que habían alcanzado acuerdos de unidad, cuando se disiparon todas las dudas.

A partir de ayer, los “tricolores” van a insistir, van a jurar y ni bajo tortura aceptarán que estuvieron al borde del desastre.

Junto con Carolina Viggiano, el alcalde de Mineral de la Reforma, Israel Félix, protagonizaron meses de enfrentamientos; cada uno con sus argumentos y estrategias, pero al paso de las semanas la situación se polarizó al punto que trascendió las paredes del cubo del bulevar Colosio formándose dos bandos bien plantados. Alejandro Moreno respaldó a Viggiano y Omar Fayad impulsó a Félix.

Ante los resultados, me queda claro que las condiciones del país y del mundo, obligaron al PRI a modificar su ADN; Omar Fayad será el segundo gobernador tricolor en Hidalgo, que no logre imponer a su sucesor. 

Irónicamente, antes fue Francisco Olvera quien vivió en esa situación y tuvo que ceder ante el entonces aspirante Omar Fayad.

Las exigencias de una sociedad cada vez más crítica, extinguieron lo que en algún momento era «derecho divino» de un Presidente o Gobernador forjado en las fraguas tricolores.

En los próximos días, la noticia sobre la nominación de Carolina Viggiano se extenderá por todos los rincones de Hidalgo. Quienes estaban expectantes o reticentes actuarán en consecuencia y ahí veremos que tan cierto es el argumento de la unidad.

Mientras tanto, la primera prueba de que Carolina Viggiano va en serio con su proyecto para sanar todas las heridas internas en el PRI es, según dicen los grillitos, el inminente nombramiento de Israel Félix Soto como presidente del Comité Directivo Estatal del PRI y de Julio Valera Piedras como coordinador de campaña a la gubernatura. 

 

Twitter: @bamtorre

@vocales_radio