Preocupan y ocupan 3.6 millones de personas adultas, padecen depresión

Objetivo: reformar la Ley de Salud para Hidalgo al incorporar la prevención, detección y atención de la depresión y el suicidio, dentro de las obligaciones del Estado

CONTRASTES 

Staff Crónica Hidalgo 

Incorporar la prevención, detección y atención de la depresión y el suicidio como una de las obligaciones del estado es una premisa del diputado Julio Valera Piedras. 

Por ello, presentó una iniciativa ante la diputación permanente de la LXV Legislatura. 

La propuesta del coordinador del Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional (GLPRI) en el Congreso estriba en que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define a la salud mental como el «estado de bienestar mental que permite a las personas hacer frente a los momentos de estrés, desarrollar todas sus habilidades, poder aprender y trabajar adecuadamente y contribuir a la mejora de su comunidad”.

Los principios del PRI, detalló Valera Piedras, instituyen que “el ser humano, en su realidad individual y colectiva, representa el más alto valor de la vida en sociedad, por lo que nos preocupa y nos ocupa que en México, 3.6 millones de personas adultas padecen depresión”.

De ellas, uno por ciento son casos severos, revela una investigación realizada en 2021 por los Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP) de la Secretaría de Salud federal, informó.

Un suicidio cada 40 segundos en el mundo es la dimensión del problema, según la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP, por sus siglas en inglés).

En México durante 2021, las estadísticas de mortalidad reportaron una tasa de suicidio de 6.5 por cada 100 mil habitantes, los suicidios afectaron a las y los niños, adolescentes y jóvenes ya que fueron en el 2021 la tercer causa de muerte en los grupos de edad de 10 a 24años.

Con base en lo anterior, explicó el diputado priista, “la presente iniciativa del GLPRI tiene como objetivo reformar la Ley de Salud para el Estado de Hidalgo al incorporar la prevención, detección y atención de la depresión y el suicidio, dentro de las obligaciones del Estado, así como implementar políticas públicas y la propuesta, diseño, desarrollo y aplicación de programas en coordinación con autoridades educativas y laborales.

También integra la obligación de que los servicios de atención a la salud mental brindados a Niñas, Niños y Adolescentes deberán ser proporcionados por profesionales de salud mental en un ámbito de respeto a los Derechos Humanos y la procuración del interés superior del menor”.