¡Éxito!

Christian Gutiérrez

 Al entrar a nuestro santuario deportivo asistimos con el objetivo de ser mejores, ya sea si queremos bajar de peso, ganar masa muscular o aumentar nuestra fuerza según sea el caso, no importa si vas a competir o no, tenemos un objetivo en mente, alcanzar nuestras metas diariamente y sin importar que nuestros progresos se vean lentos no debemos desistir, porque aun así es progreso.

En las trincheras del gimnasio el éxito no tiene que ser necesariamente que ganes un evento de fisicoconstructivismo, tiene que ver con mucho más, como el vencerte a ti mismo día a día, que completes una semana de entrenamiento sin faltar, resistir más minutos de ejercicio cardiovascular, levantar un par de kilos extra, incluso realizar dos repeticiones de más, ser mejor persona como deportista, compartir el equipo en el gimnasio, ayudar a los novatos y ¿porque no?, también a los avanzados.

El culturismo es un deporte muy noble (aunque no lo parezca) que nos ayuda a ganar confianza en nosotros mismos al lograr alcanzar nuestros objetivos a corto plazo, en este deporte cada día es una oportunidad de mejorar físicamente, no tenemos que esperar semanas o meses para tener otra oportunidad, existen metas a largo plazo que son desalentadoras, pero el culturismo no es el caso, aquí podemos progresar a diario y al llegar la noche y saber que dimos lo mejor de nosotros, que cumplimos un día más con nuestras metas es una satisfacción inigualable.

El éxito es interno, lo llevamos dentro de nosotros mismos, los logros en este deporte no son por casualidad o suerte, es el resultado de la disciplina, constancia y mucha paciencia que debemos tener, hay acciones que pasan desapercibidas en el gimnasio pero son esas mismas las que hacen la diferencia en tu camino al éxito, recuerda que no será fácil y habrá mil pretextos que te harán desistir, la decisión es tuya, ¿serás exitoso o uno más que va al gimnasio?

 

      sinexcusas24@gmail.com